Los muertos no cuentan

Rómulo Capote Loyola “el peruano”, joven formado en el seno de una familia disfuncional, es arrastrado a la marginalidad por sus padres y sin las herramientas necesarias para una subsistencia digna. La descomposición moral de la familia ha propiciado el deterioro de su conducta que lo lleva hacia la criminalidad y la comisión de delitos. Ante la súbita pérdida de sus padres, el Peruano ingresa en un reformatorio en el que tiene que aprender a sobrevivir, incluso si ello significa jugarse la vida. En ese deambular termina ingresando en presidio con la perpetua sobre sus espaldas y comprendiendo que lo peor todavía falta por llegar.

13.00

SKU: MNC Categoría: Etiqueta:

Esta es una historia de hechos de vida real protagonizados por Rómulo Capote Loyola “el peruano”, joven formado en el seno de una familia disfuncional, arrastrado a la marginalidad por sus padres y sin las herramientas necesarias para una subsistencia digna. La descomposición moral de la familia ha propiciado el deterioro de su conducta que lo lleva hacia la criminalidad y la comisión de delitos. Ante la súbita pérdida de sus padres, el Peruano ingresa en un reformatorio en el que tiene que aprender a sobrevivir, incluso si ello significa jugarse la vida. En ese deambular termina ingresando en presidio con la perpetua sobre sus espaldas y comprendiendo que lo peor todavía falta por llegar.
Esta novela intenta, más que una enseñanza, mostrar el otro rostro de la juventud de los primeros años del triunfo de la Revolución Cubana, enmarcando la historia entre los años 1960-1965. Montada sobre dos discursos que se van engarzando, la obra pretende sumergirse en la vida trágica y profunda de sus personajes a la vez que narra una mágica aventura paralela en la que estos se ven atrapados.
Luis Pérez de Castro, con un discurso en ocasiones incisivo, otras desprejuiciado, pone al descubierto las vicisitudes y hazañas, así como el destartalado andar por el mundo del joven Peruano y pone, con ello, en evidencia la construcción de una sociedad que utópicamente se decía para todos. Sus personajes, malévolos y, a conveniencia, inocentes, muestran siempre su perfil más oscuro y su psicología enrevesada.
Es esta una historia que cualquier lector, en su más sano juicio, no querrá perder.

Peso 233 g
Tamaño

Impresión

Papel offset ahuesado 90grs + portada con solapa 300 grs. couché brillo

Encuadernación

Rústico Fresado

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Los muertos no cuentan”