Como cualquier actividad humana, cuando un autor crea por primera vez su página está en riesgo de cometer algunos errores que podrían evitarse con un poco de cuidado y un buen plan.

De esta forma la página de autor funcionará a la primera y se traducirá en un aumento de lectores que lo sigan.

Recordemos por qué es necesaria la página de autor

Sea publicado en editoriales tradicionales, autopublicado o incluso esté en el camino de poner a disposición de los lectores su primera novela, necesitará crear una comunidad que le apoye.

Para un escritor, la forma óptima es disponer de una página de autor:

  • Ayudará a construir una reputación.
  • Dará visibilidad.
  • Ayudará a aumentar las ventas, incluso si no vende su obra directamente en la página.
  • Permitirá contactar con otros escritores.
  • Permitirá interactuar y recibir comentarios de sus lectores.

Hay más razones, pero baste con las anteriores para afirmar que, hoy en día, un escritor necesite tener al menos su página de autor como centro de su plataforma.

Errores comunes en la página de autor

Siempre será preferible tener una mala página a no tener ninguna, pero en el proceso hay muchas cosas que hacen que un sitio no funcione, si no se le presta la debida atención.

La página no luce profesional

Por desgracia, es así: el ser humano es visual y juzga el libro por la portada. También decide con un golpe de vista si va a leer o no a un autor con sólo ver cómo luce su página. Eso pasa desde la tipografía que emplee el sitio, hasta las fotos que se pongan en la página de contacto. Empezando, claro está por el nombre del dominio.

Este punto es, en cierta forma, discutible: muchos autores no quieren o no pueden, desde el inicio, comprar un alojamiento propio o pagar una plantilla profesional, aunque deberían hacerlo a la primera oportunidad. Otros sitios han ganado, a fuerza de buen contenido a lo largo de los años, tal prestigio y tráfico que cambiarlos pueda resultar contraproducente.

Aplicar estos consejos suele ser suficiente para tener un sitio limpio y profesional:

  • A ser posible, adquiera un dominio y un alojamiento propios.
  • Utilice plantillas limpias, que se vean bien en todos los dispositivos y una tipografía clara y legible. 
  • Cree una guía de identidad que defina el mismo estilo visual en sus páginas.
  • Tenga especial cuidado con la ortografía y el estilo en todo lo que publique. Recuerde que su página es un indicativo para el futuro lector de lo que encontrará en sus libros.
  • Utilice imágenes de calidad que reflejen su estilo y mensaje. En este aspecto, sea parco y sobrio: los lectores vienen buscando letras, no imágenes.

La página tiene poco contenido

Parece obvio, pero si la página de autor tiene un blog —y se espera que lo tenga— se debe publicar en él de forma regular. Al fin y al cabo, es el blog de un escritor al que le gusta escribir, así que el contenido debe abundar.

Los lectores van a la página del autor por los contenidos que publica y esperan que el contenido se renueve regularmente. Uno de los objetivos principales de la página de autor es crear una comunidad, pero sin contenido nuevo, los lectores potenciales se irán a buscar escritores más prolíficos.

Otro error frecuente es publicar muchos artículos de golpe —varios al día, incluso— y luego hacer largos silencios. Esto no sólo no les gusta a los visitantes, sino que pueden ser objeto de penalización por Google.

Lo ideal es manejar la página de autor como mismo se maneja la columna de una publicación periódica: un artículo a la semana. Para ello lo mejor es plantearse un calendario de publicación y seguirlo con tesón y constancia, con temas relacionados a la temática del autor o a su propia obra.

La página está aislada

Una página de autor recién creada no tendrá visitas. Sólo cuando tenga contenido relevante para los lectores comenzará a recibir visitas orgánicas desde los motores de búsqueda.

En la medida en que la antigüedad y el contenido se hagan relevantes, la página de autor comenzará a salir de su aislamiento, pero hay acciones previas que pueden realizarse para acelerar este proceso. Esto implica dedicar tiempo a promocionar la página en las redes sociales, blogs de otros escritores, blogs de reseñas, entre los amigos, en foros literarios, en plataformas de recomendaciones de libros y en cualquier espacio dónde aparezca la posibilidad.

También puede invitar a otros escritores a preparar un artículo en su página y hacer usted lo mismo en otros blogs.

¿A dónde ir a partir de aquí?

Ya en las recomendaciones anteriores se encuentra mucho de lo que debe hacer una vez que su página de autor se haya convertido en el centro de una comunidad de lectores que le sigan y se interesen en su obra.

En dependencia de los resultados que desee obtener, hay muchas acciones que se pueden realizar para fortalecer y expandir la plataforma de autor, en función de los objetivos que desee alcanzar.

¿Desea atraer mecenas que financien la creación de sus obras? Ofrezca contenidos exclusivos para aquellos lectores que deseen apoyarle con micro mecenazgos, ya sea implementando una zona VIP con adelantos o información privilegiada, lanzando sus libros en preventa a precios especiales o enlazando la página con terceros como Crowdfounding o Patreon.

¿Desea vender libros directamente en su plataforma? Puede expandir la página de autor con un sistema de tienda virtual como Woocommerce o Pretashop, y establecer una estrategia de venta equilibrando los contenidos con llamadas a la acción a sus lectores.

¿Desea expandir su comunidad? Incorpore otras redes sociales a su página de autor y garantice que el contenido que comparte se refleje en estas plataformas.

¿Quiere ofrecer sus servicios como mentor, lector profesional, corrector de estilo u otros servicios editoriales? Además de crear páginas destinadas a anunciar esos servicios, incorpore artículos donde demuestre los conocimientos necesarios para realizar un trabajo profesional y valioso.

¿Desea crear un taller de formación literaria para aquellos seguidores que tienen la aspiración de seguir sus pasos? Puede preparar cursos y añadirlos a la página de autor para establecer una comunicación en vivo con sus estudiantes. Incluso crear cursos virtuales a distancia para automatizar el trabajo, con plataformas como Moodle.

¿Desea más tiempo para escribir? Aunque nunca se recomienda que abandone a los que le acompañaron desde el principio, puede invertir en una plataforma de autor y contratar una persona que se encargue de manejarlas de forma profesional.

Parece un sueño inalcanzable el contar con una estructura tan completa como la que sugiero y, finalmente, vivir de la literatura a tiempo completo. Pero como todo sueño en el camino de hacerse realidad, se empieza por un primer paso, así que ponga manos a la obra y comience desde hoy a trabajar en su página de autor.

Álex Padrón

(Página de autor: La choza de Crixus)